Calidad del Aire, ¿Qué hacer desde la participación comunitaria?

Calidad del Aire, ¿Qué hacer desde la participación comunitaria?

La calidad del aire la define la CARDER como la presencia en mayor o menor medida de contaminantes en la atmósfera que puedan ser nocivos para la salud ambiental y de las comunidades. Se establecen entonces, índices de calidad del aire que proporcionan valores indicativos del estado de la atmósfera respecto a un contaminante en particular o a un conjunto de ellos.

Para el IDEAM uno de los contaminantes con mayor potencial de afectación a la salud pública en Colombia es el material particulado con un tamaño menor a 2,5 μm, siendo 1(μm) la milésima parte de un milímetro. Este material tan pequeño, corresponde a partículas de aerosoles producidas de diferentes actividades humanas y naturales, entre ellas; partículas derivadas de quemas, combustión de automóviles, camiones, levantamiento y transporte de material particulado de vías sin pavimentar; partículas más pequeñas que el grosor de un cabello y que son perjudiciales para el ser humano.

La calidad del aire es un tema que nos debe interesar a todos, pues representa el estado del aire que respiramos a diario, de su análisis provienen retos a nivel de autoridades ambientales, a quienes les corresponde medir y hacer cumplir la norma ambiental en estándares permitidos de contaminantes, retos nacionales, como la regulación de actividades que afectan directa e indirectamente la calidad del aire y la promoción de la resiliencia ante la variabilidad climática, que descompensa variables meteorológicas esperadas en los territorios para mitigar el impacto negativo de los contaminantes en la atmósfera, como la precipitación y el aumento de la velocidad del viento; elementos que disipan y “lavan el aire” de ciudades.

FOTO: Rodrigo Sepúlveda y Carlos Ortega / EL TIEMPO

Los retos comunitarios representan el compromiso de ciudadanos y comunidades en la gestión ambiental y la participación ciudadana en pro de la mejora de las condiciones climáticas y de la calidad del aire. Algunos de ellos son:

 

 

Reto 1: Educación ambiental

Como ciudadanos es importante conocer un poco más del funcionamiento de nuestros ecosistemas y de las relaciones de nuestro sistema ambiental con nuestro territorio, para empezar ¿Sabes cuáles son las condiciones climáticas de tu ciudad, sector o región son predominantes? ¿Cómo es el comportamiento de la lluvia, los vientos y la intensidad solar durante el año?

Si no sabes la respuesta de alguna de las anteriores preguntas, empieza a consultar en las fuentes institucionales de tu territorio, luego hay que considerar ¿Cuánto ha cambiado en los últimos años las condiciones climáticas de mi territorio? ¿Son las mismas? ¿Todavía sigue variando? ¿Por qué ha cambiado?

El papel del clima en la gestión ambiental de la calidad del aire es esencial para comprender como la contaminación atmosférica se ha relegado en su mayoría a la depuración natural de los contaminantes, y como la transformación de los territorios incide en la variación climática a escala local y ante ello, si se hace poco por la calidad del aire pues se le ha dejado al clima que lo resuelva en su gran mayoría: ¿Cómo compensar la variación climática?

Si se parte de la premisa que “territorios resilientes corresponden a espacios planificados en armonía con medidas de revegetalización, restauración y conservación de ecosistemas” es necesario resaltar que mayores acciones en pro de la mejora de las condiciones de los ecosistemas, incrementan la resiliencia ante episodios de contaminación atmosférica

Actividades del reto de educación ambiental:

 

  1. Me informo sobre las condiciones meteorológicas del territorio que habito.
  2. Consulto sobre el estado del clima y sobre el grado de variación climática en los últimos años.
  3. Participo en actividades de restauración ecosistémica en mi territorio para la promoción de la resiliencia ambiental ante la variación climática y la contaminación atmosférica.
  4. Indago sobre otro tipo de acciones de mejora de la calidad del aire a nivel comunitario.

Reto 2: Participación ciudadana

Los ciudadanos tienen un papel importante en la gestión ambiental de los territorios, como veedores, promotores y beneficiarios de las acciones de mejora que se están realizando y que transversalizan a todo tipo de actividades que buscan el bienestar humano, entre ellos esta reconocer todo lo que puede afectar de manera positiva o negativa a la calidad del aire, entre estas:

Fuentes móviles: Quema de combustibles fósiles por parte del parque automotor.

Fuentes fijas: Se pueden considerar fuentes fijas a la industria o actividad que genera quemas abiertas controladas en zonas rurales, así como descargas de humos, gases, vapores, polvos o partículas por ductos o chimeneas, a emisiones fugitivas o dispersas de contaminantes por actividades de explotación minera a cielo abierto, se incluye incineración, procesos susceptibles de producir emisiones de sustancias tóxicas, emisión de subproductos del petróleo.

Movilidad: La actividad de movilidad en ciudades realizado con la influencia de la infraestructura vial que puede contribuir a incrementar o disminuir el tráfico, ruido y el levantamiento de material particulado.

Construcción: La infraestructura de las ciudades tiene impactos asociados a la generación de residuos de construcción y demolición, los cuales de ser abandonados son un punto de emisión a nivel local.

Gestión de los residuos sólidos: Esta actividad en la que se planifica las acciones frente a la prevención, reducción y transformación de los residuos sólidos que puede contribuir a la reducción de emisión de olores ofensivos, generación de lixiviados y gases de efecto invernadero.

Cuerpos de agua: La gestión del recurso hídrico tiene que ver en su conservación, separación de aguas residuales y vertimientos para la reducción de su contaminación y emisión de olores ofensivos.

Es por ello que, para gozar de un bienestar con buena calidad del aire debemos:

 

  1. Participar de espacios comunitarios en instancias de participación local y notificar situaciones asociadas a la calidad del aire; olores ofensivos, abandono de residuos sólidos y escombros en vía pública, vías sin pavimentar, problemas de radiación electromagnética con antenas y problemas de ruido.
  2. Denunciar a las autoridades competentes vertimientos, quemas, incendios y abandono de escombros y residuos sólidos
  3. Notificar a tu centro de salud síntomas respiratorios, recuerda que los niños menores de 5 años, personas mayores de 60 años y embarazadas son poblaciones vulnerables a la contaminación atmosférica.
  4. Acatar todas las recomendaciones de la Autoridad Sanitaria si se declara alerta por calidad del aire regular o mala.
  5. Participar de espacios educativos en la creación de estrategias de mejora de la calidad del aire local.
  6. Apoyar espacios de veeduría de la medición de la calidad del aire en los que se interpreten y analicen los datos relacionados a la meteorología y calidad del aire.

La calidad del aire la hacemos nosotros, y si requiere de cambios, que sean cambios sostenibles en el tiempo.

 

Escribió para Cambio Sostenible:

KENNY STIVEN ESPINOZA VELÁSQUEZ

Ingeniero Ambiental y Tecnólogo en Desarrollo Ambiental

 

 

 

Fuentes:

CARDER. (s.f.). CARDER.
Obtenido de https://www.carder.gov.co/calidad-del-aire/

CICAM. (s.f.). Obtenido de
https://cicam.epn.edu.ec/servicios/emisiones-en-fuentes-fijas

El Tiempo. (s.f.). Obtenido de
https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/muertes-en-bogota-por-la-contaminacion-del-aire-segun-ultimo-reporte-de-greenpeace-539463

IDEAM. (s.f.). Obtenido de
http://www.ideam.gov.co/web/contaminacion-y-calidad-ambiental/emisiones-por-fuentes-fijas

 

IDEAM. (s.f.). Obtenido de
http://www.ideam.gov.co/web/contaminacion-y-calidad-ambiental/emisiones-por-fuentes-moviles#:~:text=Las%20emisiones%20por%20fuentes%20m%C3%B3viles,de%20azufre%20y%20compuestos%20org%C3%A1nicos