Por: Mildreth Ramírez Duarte

Psicóloga, Coordinadora de Salud Preventiva de la Corporación Cambio Sostenible

 

“La trata de personas es un fenómeno complejo que se beneficia de relaciones desiguales de poder y obstruye el ejercicio de los derechos de sus víctimas”. En otros términos, las redes de trata de personas o la “esclavitud del siglo XXI” como es llamada comúnmente, impide que las víctimas hagan uso de los derechos que les corresponden como personas y como ciudadanos.

Las redes de trata de personas se ven involucradas en los delitos de explotación sexual, explotación laboral, servidumbre, mendicidad ajena, matrimonio servil, extracción de órganos y demás prácticas semejantes a la esclavitud.

La vulnerabilidad en niñas, niños, adolescentes y jóvenes aumenta en condiciones de desigualdad o desplazamiento. La escasez de recursos económicos, el entorpecimiento de los planes a futuro, la incertidumbre en cuanto a la orientación o el rumbo de su vida, puede aumentar la probabilidad de convertir a una persona en una víctima.

Es importante denunciar e informar a las autoridades competentes si se tiene sospecha o conocimiento de que una niña, niño, adolescente o joven puede estar en riesgo de ser víctima de la trata de personas. ¡Salvemos vidas!

Una víctima por este delito puede presentar diferentes implicaciones a nivel psicológico y con relación a su salud emocional. Entre algunos de los trastornos que reportan diferentes investigaciones están el estrés postraumático, la depresión y la ansiedad.

No olvidemos que todos estamos inmersos en un contexto de vulnerabilidad debido a los determinantes sociales, económicas, políticas y culturales. Hijos, amigos, primos, hermanos y demás seres queridos se encuentran dentro del mismo sistema. 

No bajemos la guardia y tampoco demos por hecho lo que está sucediendo, despidámonos de la ignorancia y de la indolencia frente a problemáticas ajenas. Denunciemos y eduquemos sobre distintas formas de violencia.

Recuerda que si no eres parte de la solución, eres parte del problema.

 

Ante todo lo que nos vulnera, hagamos un cambio sostenible

 

 

Más información:

UNICEF: Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia 

ACNUR: Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

OIM: Organización Internacional para las Migraciones